martes, 19 de abril de 2016

Exposición “Los Puentes de Fábrica en la Biblioteca de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid”

La Biblioteca de la Escuela de Caminos reunió, desde sus inicios, los mejores fondos bibliográficos, con el objeto de asegurar a los ingenieros en ciernes la formación más completa y actualizada, en sintonía con el espíritu ilustrado del fundador de la Escuela y del Cuerpo, Agustín de Betancourt. De este modo, la Biblioteca dirigida por profesores bibliotecarios como José Echegaray, Pedro Pérez de la Sala, Narciso Puig de la Bellacasa o Mariano Carderera pudo recopilar la más amplia documentación en cuanto a las ciencias soporte de esta ingeniería, e incluso de saberes científicos aparentemente alejados del mundo de la ingeniería civil. Al cabo de más de doscientos años y con el objetivo de dar a conocer sus fondos, la Biblioteca de la Escuela pone a disposición de los interesados sus más selectos tesoros bibliográficos en formato digital a través de la Colección Digital Politécnica.

Par dar más relevancia a esta iniciativa, la Escuela de Caminos, pretende organizar un ciclo de exposiciones y conferencias en las que organizadas en torno a un tema relevante de la ingeniería civil se expongan los valiosos materiales bibliográficos que posee la Biblioteca.
La primera de las exposiciones que abre el ciclo versa sobre los puentes de fábri­ca, emblema de nuestro escudo profesional y exponente de las habilidades de los ingenieros de otras épocas cuyo fruto, el puente de piedra o de ladrillo, es de gran valor utilitario, estético y patrimonial. Son piezas cuyo cono­cimiento no se puede ignorar, por justicia hacia nuestros antecesores, y porque hoy estamos obligados a mante­nerlos, al formar parte aún de manera muy destacable de nuestra red de carreteras (del orden de un 20% del total) y ferroviaria (del orden del 35%). Para esta primera exposición el comité organizador ha seleccionado de entre los fondos de la Biblioteca varias obras representativas sobre la construcción este tipo de puentes que abarcan desde el siglo XVIII hasta el XX.

 La exposición está situada en la Antesala de Dirección (1ª Planta) y podrá visitarse a partir del día 25 de abril (ver díptico) hasta el 30 de junio de 2016.









Jean-Rodolphe Perronet (1708-1794)

Jean-Rodolphe Perronet (27 de octubre de 1708, Suresnes – 27 de febrero de 1794, París) fue un ingeniero y arquitecto francés, especializado en ingeniería estructural, conocido por haber realizado numerosas intervenciones de diseño y construcción de puentes.
Inició sus estudios como aprendiz de Jean Beausire, primer arquitecto de la villa de París. En 1735 fue nombrado sous-ingénieur (ayudante ingeniero) en Alençon, y un año después ingresó en el cuerpo de ingenieros de puentes de París. En 1747,  fue nombrado director del cuerpo de diseñadores reales (Bureau des dessinateurs du Roi), germen de L’École Royale des Ponts et Chaussées (1775), de la que fue director hasta su muerte.


Este volumen de láminas forma parte de la segunda edición de 1788, sustituyendo como indica en el prólogo a la ya agotada primera edición realizada en la Imprimerie royale en 1782. Las láminas muestran bellos grabados calcográficos de gran formato en papel vitela realizados por un grupo de catorce grabadores y dibujantes bajo la dirección de J.F. Eustache de Saint-Far e impresos en el taller de François-Ambroise Didot.




 Carl Friedrich von Wiebeking (1762 – 1842)

Fuente: digiporta

Carl Friedrich von Wiebeking (25 de julio de 1762, Wollin, Pomerania- 28 de mayo de 1842, Múnich) fue un talento precoz, pues a la edad de 17 años fue seleccionado por el Conde Carl Schmettau, para ser su principal asistente durante su proyecto de cartografiado del Ducado de Mecklenburg-Strelitz en 1779. Con el patrocinio de Schmettau, Wiebeking realizó mediciones de grandes partes de Prusia occidental y Pomerania, así como de los Ducados de Sajonia-Coburgo y Gotha, Sajonia-Weimar, Mecklemburgo-Schwerin, proyectos que completó en 1786. En 1788, Wiebeking se trasladó a Dusseldorf para asumir puesto de jefe de ingenieros hidráulicos del Ducado de Berg, en Renania. La región había sufrido de severas inundaciones crónicas. Allí trabajó junto al ingeniero Gottfried Tulla para conseguir implantar sistemas de contención del Rin y sus afluentes con el objetivo de proteger la capital y las granjas que había en las llanuras próximas al río. Durante este tiempo, Wiebeking completó un inmenso mapa del Ducado de Berg, que fue el mapa más preciso y detallado de la región durante muchos años y realizó un mapa de Holanda a petición de las autoridades prusianas para llevar a cabo la invasión de este territorio. Wiebeking tuvo acceso a los mejores mapas militares, civiles y catastrales accesibles en los archivos holandeses así como a los mapas remitidos por las agencias de control del agua (Waterschappen) que regulaban los canales y polders. Este trabajo monumental fue publicado en Darmstadt, Hesse, en 1796.

Desde 1802 a 1805, Wiebeking supervisó varios proyectos de ingeniería en el Imperio austriaco en diferentes localidades desde Viena a Trieste. En 1805, se fue a Múnich al ser nombrado Inspector General de las Obras Públicas del Reino de Baviera, puesto en el que se mantuvo hasta 1817. Bajo su supervisión se logró la regulación de los río Isar e Inn en el sur de Baviera y el Danubio entre Lauingen y Dilinga y el nuevo diseño del puerto de Lindau (1811-1812). Así mismo proyectó numerosas carreteras y puentes de madera con grandes arcos para permitir el paso de barcos fluviales, como el de Bamberg en 1809. Tras la destitución del Conde de Montgelas en 1817 se retiró, tiempo que aprovechó para escribir varios tratados sobre construcción e historia de la arquitectura.



En la exposición está presente el volumen III que recoge la parte dedicada a los puentes junto con las láminas correspondientes del Atlas. Este volumen está dedicado al rey Maximiliano I de Baviera (1805-1825) bajo cuyo reinado sirvió Wiebeking como Inspector General. El volumen de texto de formato cuarto conserva la encuadernación rústica original mientras que el Atlas muestra una encuadernación de escartivana con láminas de gran formato compuesto por grabados calcográficos, salvo las litografías del puerto de Lindau. Wiebeking contó con un nutrido grupo de artistas gráficos para la realización de las planchas como los grabadores Johann Christian Eckard, Friedrich Wilhelm Bollinger, Johann Conrad Susemihl, H. Gries o J.C. de Roeder. La obra fue editada por el propio Wiebeking y Joseph Zängl, librero e impresor oficial de la ciudad de Múnich sería el responsable de su impresión.






Cours de ponts à l'École des Ponts et Chaussées

En una sesión celebrada en 13 de octubre de 1817 el “Conseil de l’École royale des ponts et chaussées” a través de su director Gaspard Riche de Prony se tomó la decisión de establecer un programa detallado de cada curso impartido en la Escuela. Las notas que tomaron los alumnos de las enseñanzas con el tiempo fueron reproducidas litográficamente y se acompañaron de láminas grabadas. Así, gracias a esta colección de “notas de los alumnos” se puede seguir la evolución de las disciplinas impartidas en la escuela de París y sus diferentes profesores entre los que encontramos a Jacques Bresse, Ferdinand de Dartein, Claude Navier, Émile Quinette de Rochemont o François Voisin-Bey entre otros. En el caso del curso de puentes podemos observar como Romain Bricheteau de la Morandière se debió hacer cargo de la asignatura a la muerte de Louis Cavalier (1805-1864) quien a su vez fue sucedido por Philippe Croizette-Desnoyers (1816-1887) tras su fallecimiento.

Cours de Ponts à l’École des Ponts et Chaussées. 2e partie, comprend les choses relatives à la construction même des ponts, c’est-à-dire : le choix de l’emplacement, la détermination du débouché, de la grandeur et de la forme des arches; le mode de fondation à employer; les dimensions et la forme à donner chacune des parties; et enfin les divers modes de construction des ouvrages en maçonneries, en charpente ou en métal. – [Paris : École des ponts et chaussées, entre 1867 y 1869]. 

Los dos volúmenes que presenta la Biblioteca de la Escuela de Caminos parecen corresponder con los tomos del “Cours de Ponts” que impartió Romain Bricheteau de la Morandière durante los años que estuvo al cargo de la disciplina (“Notes prises par les élèves”, y “Cours de ponts”), aunque presentan una disposición diferente a la que se puede observar en los fascímiles digitales reproducidos en la Escuela de París en su portal digital “Cours de l’École des Ponts et Chaussées”. Presentan una encuadernación holandesa con tapas de cartón forradas con papel de aguas. El lomo de piel tiene los nervios y el pie decorados con filetes y ruedas dorados. El título de la obra está grabado en dorado en uno de los entrenervios. Las láminas incluidas en esta obra muestran planos hidrográficos, detalles constructivos y numerosos ejemplos de puentes en algunos casos hoy desaparecidos. Esta vasta colección de planchas fue realizada por dos talleres diferentes, el de Broise et Thieffry, editores, autógrafos e impresores-litógrafos activos en los años 60 del siglo XIX y el de Regnier et Dourdet, impresores-litógrafos activos entre 1850 y 1881.


Fuente: École de Ponts et Chaussées
 
Fuente: École de Ponts et Chaussées


Romain Bricheteau de la Morandière (1809-1875)

Romain Bricheteau de la Morandière (18 de septiembre de 1809, Richelieu, Indre-et-Loire-23 de abril de 1875, París) estudió en l’École Polytechnique y en l’École des Ponts et Chaussées. Dentro de su carrera profesional desarrolló diversas labores como proyectista, director de obra e ingeniero jefe de líneas férreas como la París-Orleans desde 1853. Entre otros, diseñó y dirigió la construcción de los puentes ferroviarios de Montlouis-sur-Loire (1844) y los de Lesard y Givray en la línea París-Burdeos (1852-1853) o el viaducto de Port-Launay (1866) gran parte de ellos todavía en uso en la actualidad. Fruto de su gran labor como ingeniero fue nombrado Oficial de la Legión de Honor en 1863 y en 1871 alcanzó el grado de Inspector General de primera clase de Ponts et Chaussées. Desde 1864 hasta su muerte fue también profesor de puentes en la Escuela de París.


Este tratado en cinco volúmenes consta de tres de texto donde como señala en la introducción “resumió” el curso que impartía de puentes según el programa aprobado por el Consejo de la Escuela en 1867. Su fallecimiento en 1875 no le permitió dejar terminada la obra por lo que fue continuada por sus hijos también ingenieros civiles (Jules-Émeric-Raoul y Edouard-Alexis). Los dos volúmes finales conforman el atlas cuyos grabados fueron realizados por Ernest Jules Pérot, uno de los principales ilustradores de científicos franceses de finales del siglo XIX que trabajó para las principales instituciones académicas y científicas (Academie des sciences, École des Ponts et Chaussées) del que se pueden admirar en la Colección Digital Politécnica los magníficos grabados realizados en el Atlas des Ports de France.








Luis Gaztelu Maritorena (1858-1927)


Luis Gaztelu Maritorena (27 de marzo de 1858, Irurita -26 de enero de 1927, Madrid) VI Marqués de Echandía fue Inspector general del Cuerpo de Ingenieros de Caminos, Canales y profesor y director de la Escuela de Caminos desde 1915 a 1922.
Tras su promoción como ingeniero en 1882 estuvo destinado en la Jefatura de Zaragoza hasta que en 1899 fue nombrado profesor de Cálculo Infinitesimal en la Escuela General preparatoria. Durante este tiempo su trabajo más destacado fue su participación en la Comisión facultativa para el estudio de la defensa contra las inundaciones en el Valle del Segura presidida por D. Ramón García. En 1900 dejó la Escuela Preparatoria para dar clase en la Escuela de Caminos. Fue el momento culminante de su trayectoria profesional siendo nombrado en 1900 Catedrático de la asignatura de Puentes. En la Escuela impartió varias asignaturas como fueron la citada “Cimientos, Puentes y Túneles”, “Señales Marítimas” y “Proyectos de Elementos” hasta que fue nombrado Director en 1915 a propuesta del Consejo de la Escuela. Su interés en la renovación material y pedagógica de la enseñanza de los ingenieros se plasmó en el impulso a la construcción del Laboratorio de Electromecánica durante su mandato como director de la Escuela.


Para la exposición se han elegido dos obras de Luis Gaztelu: Resumen de las lecciones de puentes de fábrica y algunas de puentes metálicos explicadas por el profesor Luis Gaztelu, en la 2ª edición de 1910 impreso Imprenta del Asilo de Húerfanos del S.C. de Jesús, planteada con una clara vocación práctica tal y como expresa el propio Luis Gaztelu en el prólogo junto con la colección de cianotipos de la 1ª edición de 1894. Esta obra estaba fuertemente influida por el tratado de Philippe Croizette-Desnoyers, Cours de construction des ponts (1885) que era el libro de texto de la École de Ponts et Chaussées. La segunda obra elegida ha sido Práctica usual de los cálculos de estabilidad de los puentes : exposición elemental editada de 1919 editada por el Establecimiento tipográfico de Ricardo Álvarez. Este trabajo tuvo tres ediciones y fue elogiado por la Real Academia de Ciencias y la revista francesa” Génie Civil”. 


2 comentarios:

  1. Felicitaciones a los organizadores, excelente iniciativa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Pronto habrá otra sobre el "Atlas de los Puertos de Francia" de la que informaremos convenientemente.

      Eliminar