martes, 23 de abril de 2019

El facsímil de la Biblia de la Casa de Alba

Con motivo del Día del Libro vamos a recordar una lujosa obra facsímil que se adquirió para la Biblioteca en 1928 precisamente para festejar esta efeméride conocida entonces como Día del Libro Español.


LA BIBLIA DE LA CASA DE ALBA

La Biblia de la Casa de Alba es una Biblia romanceada, es decir una versión en castellano, encargada por la Corona o por miembros de la nobleza, pues pocos dominaban el latín. Uno de estos nobles fue Luis de Guzmán ( 1375?-1443), Gran maestre de la Orden de Calatrava, quien encomendó hacia  1422 a Mosé Arragel de Guadalajara, rabino de Maqueda. El Maestre estaba muy interesado en las Sagradas Escrituras y deseaba además conocer los puntos de vista sobre ellas tanto judíos como cristianos. El Maestre confío la traducción al citado Mosé Arragel, pero también encargó a al franciscano Arias de Encina, junto al arcediano de la Catedral de Toledo, Vasco de Guzmán, y al dominico Juan de Zamora, que revisaran su labor de acuerdo con la tradición del cristianismo. El trabajo de la traducción se realizó entre 1422 y 1430. En junio de 1430, el rabino puso su trabajo en manos de sus revisores eclesiásticos, quienes tras editar algunos pasajes e incluir material cristiano adicional, lo dieron a copiar e iluminar, quedando concluido el códice tres años después.

Luis de Guzmán ( 1375?-1443), Gran maestre de la Orden de Calatrava



Su traducción, ciertamente, siguió la versión de la Vulgata, pero contiene una traducción del hebreo del Antiguo Testamento dispuesta según el canon hebreo, mostrando además en sus comentarios un buen conocimiento de la exégesis y una clara familiaridad con la literatura latina clásica y cristiana.
El manuscrito de la Biblia de Alba nos ha llegado glosado e historiado. El programa iconográfico comprende 334 imágenes características de los iluminadores al servicio de la catedral de Toledo en la primera mitad del siglo XV de los que los estudiosos han identificado cuatro manos diferentes. Estas son interesantes  por la presencia de motivos tomados de la tradición rabínica, lo que ha llevado a hablar a veces de sincretismo cultural iconográfico.

El texto bíblico viene precedido por un extenso prólogo del traductor en donde se transcriben las cartas que se cruzaron entre el noble y el rabino durante la negociación del encargo. El prólogo también incluye una justificación del rabino ante las comunidades tanto cristiana como judía del tipo de traducción "ecuménica" que pensaba realizar.

El rabino Mosé Arragel
 
El Códice tuvo una azarosa historia hasta llegar a manos de la Casa de Alba. Se supone que el manuscrito se le entregó al Gran Maestre en 1443 pero en su testamento en 1482, ni el de su viuda y herederos aparece citado. El manuscrito puede rastrearse en 1474 en el Alcázar de Segovia formando parte del tesoro de Enrique IV. En 1480 era propiedad de Isabel la Católica, aunque ya en 1501 no se menciona en su patrimonio. La Biblia de Alba pasó a manos de la Inquisición hasta que en 1624 el Inquisidor General D. Andrés Pacheco, se lo cedió al Conde Duque de Olivares. Posteriormente, la casa de Olivares se unió a la de Alba y Tormes en 1688,  al casarse Francisco de Toledo y Silva, X Duque de Alba, con Catalina de Haro y Guzmán, V Duquesa de Olivares. Desde entonces, el manuscrito pertenece al patrimonio de los Alba.


EL FACSÍMIL

El facsímil “Biblia de la Casa de Alba” fue publicado por el Duque de Berwick y de Alba asistido por Antonio Paz y Meliá coincidiendo con el quinto centenario del “encargo” de la traducción a Mosé Arragel. Esta magnífica edición limitada de 300 ejemplares consta de dos volúmenes en folio marquilla. La obra fue revestida de una magnífica encuadernación de plena piel de estilo mudéjar [hispano-morisca], que copia fielmente el Misal toledano del siglo XV de la Biblioteca Nacional (Sig. VITR/4/4). Para su realización contó con los servicios de Pedro Miguel de Artíñano y Galdácano (1879-1934), quien aparte de ser ingeniero industrial era experto en la historia, crítica y catalogación de obras españolas de artes decorativas o artes menores y las empresas Mateu Artes e Industrias Gráficas junto con la Imprenta Artística de los hermanos Sáez. Los trabajos de impresión fueron muy laboriosos pues comenzaron en 1917 y no terminaron hasta 1922 (el vol. 1 se publicó en 1920 y el vol. 2 en 1922).
 

Encuadernación mudejar de lacerías del facsímil siguiendo el modelo del Misal Toledano del siglo XV de la BNE



La obra contiene la versión del hebreo del Antiguo Testamento, con los libros dispuestos según el canon judío. Es una edición más o menos paleográfica, dejando incluso los errores del copista sin corregir. La glosa se imprime a continuación del texto de cada libro bíblico. Se han conservado varias ilustraciones en color, aunque la mayoría son en blanco y negro.


El arca de Noé



Como ya se ha comentado los editores fueron Paz y Meliá y el Duque de Alba. Antonio Paz y Meliá (1842 – 1927) fue bibliotecario e historiador. Su carrera profesional como bibliotecario transcurrió en su mayor parte en la Biblioteca Nacional. Entre sus diferentes labores organizó la recién creada Sección de Música, que él mismo había propuesto y que compaginó con las Secciones de Mapas, Planos y Estampas y posteriormente pasaría a dirigir la Sección de Manuscritos. Bajo la dirección de Tamayo y Baus coordinó el traslado de los fondos de la Biblioteca Nacional a su sede actual en el Paseo de Recoletos y con Menéndez Pelayo, desempeñó el cargo de vicedirector de la institución.
En su oficio de historiador destacó fundamentalmente por la labor de edición de textos que iban acompañados de estudios introductorios y numerosas anotaciones. Entre los temas que cultivó con especial dedicación está la historia literaria, la historia de América y las crónicas medievales. La Biblioteca de la Escuela de Caminos posee algunas obras de Paz y Meliá como la edición de Avisos de D. Jerónimo de Barrionuevo (1654-1658) y Apéndice anónimo (1660-1664) de Jerónimo de Barrionuevo de la Colección de escritores castellanos (1892-1983) y Catálogo abreviado de papeles de Inquisición (1914).
Su labor como historiador - archivero le llevó a colaborar con el Instituto Valencia de Don Juan y con las casas de Alba y Medinaceli, donde organizó y catalogó la documentación atesorada a lo largo de los siglos.


Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó (1878 - 1953) fue un noble (XVII duque de Alba y X duque de Berwick y Grande de España), mecenas y político español,  promotor del estudio de la historia de la Casa de Alba y de sus colecciones de arte. También fue director de la Real Academia de la Historia, presidente del Patronato del Museo del Prado, doctor honoris causa de la Universidad de Oxford y licenciado en Derecho por la Universidad Central de Madrid.
A través del mecenazgo, subvencionó publicaciones y promovió los contactos científicos entre España y otros países. Continuando con la labor iniciada por su madre Rosario Falcó, promovió el catálogo de publicaciones de la casa de Alba, que a su muerte, alcanzaba el número cuarenta y cinco, con exactos inventarios de pinturas, de miniaturas, de estudios sobre música, de cartas y de documentos de interés histórico y genealógico. Aparte de la Biblia de Alba en la Biblioteca de Caminos se pueden consultar sus numerosos artículos publicados en el Boletín de la Real Academia de la Historia.


Historia de Caín y Abel


El facsímil fue adquirido en 1928 tal y como puede leerse en el Anuario de la Escuela de 1928/1929 en cumplimiento de lo preceptuado para conmemorar la Fiesta del Libro Español. A partir de 1926, siguiendo lo dispuesto por un Real Decreto de Ministerio de Trabajo, Comercio e Industria, se instauró la celebración de dicha Fiesta coincidiendo con el aniversario del nacimiento de Miguel de Cervantes, el día 7 de octubre. Desde entonces y hasta los años 60 del siglo XX, la Escuela de Caminos promovió la costumbre de adquirir fondos de tipo humanístico, y de ahí la compra de la Biblia de la Casa de Alba a la Editorial Voluntad, por parte del Director Vicente Machimbarrena. Así aparece consignado en el libro de registro de la Biblioteca, con fecha de ingreso de 26 de octubre de 1928 y número R. 16883.



Para conocer más:

Girón Negrón, L.M., Enrique-Arias, A., (2012), “La biblia de Arragel y la edición de traducciones bíblicas del siglo XV”, Helmántica, 190, p. 291-310. [enlace consultado 22/4/2019]
Sainz de la Maza, C. ( 2007), “Poder político y poder doctrinal en la creación de la Biblia de Alba", e-Spania, 3. [enlace consultado 22/4/2019]


Biblia de Alba en Wikipedia [enlace consultado 22/4/2019]
Biblia romanceada, Maqueda, 1430/1431. [enlace consultado 22/4/2019]
La Políglota entre la tradición sefardita y el humanismo cristiano: Biblia de Alba [enlace consultado 22/4/2019]





No hay comentarios:

Publicar un comentario